LlamarPresupuesto

Oasis de Santa Catalina, en Egipto: toda la información para tu viaje

El oasis de Santa Catalina de Egipto, también llamado el oasis de Santa Catalina del Monte Sinaí, es el oasis más famoso de la Península del Sinaí. Y aunque no se caracteriza por el repentino verdor de los oasis del Desierto Occidental, tiene otras particularidades que lo hacen muy atractivo. Tanto a nivel natural como a nivel histórico, cultural y, sobre todo, religioso. 

Por ello, Egipto Exclusivo organiza viajes al oasis de Santa Catalina, con programa y servicios a medida. En estas líneas te contamos, a grandes rasgos, sus principales atractivos y otras informaciones prácticas que te ayudarán a hacerte una idea sobre el lugar. Si tienes pensado visitar este lugar tan simbólico y singular, ¡confía en nuestra agencia!

Dónde está y cómo es el oasis de Santa Catalina

La ubicación del oasis de Santa Catalina, en Egipto, es muy singular. Se encuentra a los pies de la cordillera de la Península del Sinaí, al sur de esta. Aquí están las montañas más altas del país, tanto el Monte Catalina (2.629 msnm) como el mítico Monte Sinaí (2.285 msnm), donde Dios le entregó las tablas de los Diez Mandamientos a Moisés, según el Antiguo Testamento. Aquí viven apenas unos pocos miles de habitantes, en un asentamiento que ha nacido y se ha desarrollado, en buena medida, al calor del Monasterio de Santa Catalina y del turismo que ha generado.

El oasis de Santa Catalina es muy diferente a los otros existentes en Egipto, situados en el Desierto Occidental. En aquellos, la acumulación de agua es subterránea, almacenada en acuíferos tras producirse la desertización del Sahara. Pero en este caso la presencia de pequeñas masas de agua es más esporádica y está relacionada con la existencia de fuentes naturales en las montañas del Sinaí. También con las precipitaciones que, si bien son infrecuentes, a veces se producen en altura e incluso pueden ser en forma de nieve, en situaciones muy excepcionales. 

El relieve rocoso hace que se produzca escorrentía y que se almacene en regolitos, creando pequeñas balsas de agua y haciendo este lugar un poco menos inhóspito. Y eso permite que surja de forma natural cierta vegetación, muy localizada en los wadis (cursos secos de los ríos), por donde se produce esa escorrentía.

Otra diferencia entre el oasis de Santa Catalina y los del ‘Egipto africano’ es que, por suerte para el viajero, no se encuentra tan alejado de otros lugares de interés. De hecho, como veremos más abajo, es habitual visitar esta zona a modo de excursión desde los destinos vacacionales del Mar Rojo, como Sharm el Sheij.

Oasis de Santa Catalina
Oasis de Santa Catalina

Qué ver en el oasis de Santa Catalina de Egipto

Si vas a viajar al oasis de Santa Catalina de Egipto, el gran centro de atención lo ocupará su monasterio. Sin embargo, también puedes aprovechar tu estancia para realizar excursiones por otros lugares del entorno, ya sean de carácter natural o de tipo histórico-arqueológico. Estas son algunas de las propuestas.

Monasterio de Santa Catalina

Es el monumento religioso que da sentido al oasis de Santa Catalina. Egipto no solo tiene aquí uno de sus monasterios más importantes, sino también uno de los lugares más sagrados para los cristianos. Y por ello, muchos son los que vienen a conocer esta joya del sur de la Península del Sinaí, situada a los pies del Monte Sinaí.

Como su propio nombre indica, está muy relacionado con Catalina de Alejandría, martirizada en aquella ciudad mediterránea en el siglo IV. Y aunque entre su lugar de martirio y este monasterio hay más de 600 km de distancia, su cuerpo se encuentra aquí porque, según creencia cristiana, fue transportado por unos ángeles. 

Para entonces, ya había aquí un monasterio, desde el siglo VI en tiempos del emperador Justiniano, donde siglos antes la emperatriz Santa Helena había ordenado construir una capilla para conmemorar otro episodio bíblico protagonizado por Moisés: el de la zarza ardiente. Su aspecto de fortaleza aumenta su carácter inexpugnable y su ambiente de recogimiento.

Si viajas al oasis de Santa Catalina, visitar su interior es prácticamente obligado. De esa manera, descubrirás uno de los monasterios más importantes de toda la cristiandad, y también uno de los más bellos del país. Y eso es mucho decir, pues en Egipto hay otros monasterios de gran interés repartidos por todas las regiones, como el de San Antonio Abad en el desierto oriental. 

Estos son los lugares más importantes en el interior del monasterio, aunque no todos ellos son accesibles al público:

  • Basílica de la Transfiguración: es el único edificio a cuyo interior se permite el acceso. El ábside está ricamente decorado con un mosaico sobre la Transfiguración de Cristo. Resulta fascinante su espléndida colección de iconos, algunos de los cuales se remontan al siglo V, y solo se expone una pequeña muestra. 
  • Biblioteca, que es la auténtica joya del templo, pues se considera la segunda del mundo con más manuscritos cristianos, por detrás de la del Vaticano. Se encuentra en pleno proceso de catalogación, archivo y digitalización de sus manuscritos, que son más de 3.300 en 11 idiomas. A ello se suman más de 20.000 libros y otros volúmenes impresos, que solo unos pocos afortunados pueden conocer
  • Pozo de Moisés: mucho significado histórico y religioso tiene también esta estructura en la que, según creencia cristiana, el patriarca conoció a Séfora, su futura esposa
  • Zarza Ardiente: cerca del Pozo de Moisés se encuentra la Zarza Ardiente. En realidad se considera un sarmiento de la original, que según el relato bíblico ardió a  los pies del Monte Sinaí mientras el patriarca cuidaba las ovejas del rebaño de su suegro, Jetro
  • Mezquita: promovida por beduinos musulmanes al servicio de los monjes, lo cual supone un insólito y bello ejemplo de convivencia religiosa, y eso pudo contribuir a que este monasterio fuera más respetado durante todos estos siglos
Monasterio Santa Catalina
Monasterio Santa Catalina

Monte Sinaí

Pero si hay un lugar sagrado junto al oasis de Santa Catalina, ese es el Monte Sinaí. Por ello, muchos son los que vienen de viaje hasta aquí, no ya como turistas religiosos sino a veces como auténticos peregrinos para conocer el lugar exacto en el que Dios le entregó a Moisés la tabla de los Diez Mandamientos, según se relata en la Biblia. Y también por ello, le dedicamos una página específica a este espacio donde la naturaleza se mezcla con la mística. 

Monte del Sinaí
Monte del Sinaí

El oasis de Wadi Feiran

Se sitúa a unos 55 km del oasis de Santa Catalina, que se recorren en unos 50 minutos. Se trata de uno de los oasis más importantes del sur de la Península del Sinaí y, por tanto, una buena excursión desde el oasis de Santa Catalina si tienes pensado permanecer aquí varios días. Además de su peculiaridad natural, más acorde con lo que cualquier viajero tiene en mente cuando piensa en un oasis, es interesante por su significado religioso: Moisés, sediento en pleno camino de éxodo con su pueblo, descubrió cómo una piedra se resquebrajaba para ofrecer agua a la expedición. También tiene restos arqueológicos de época cristiana, un modesto monasterio llamado ‘de las Siete Niñas’ y una elevación natural, el Jabel Tehuna, desde donde se cree que Moisés contempló la batalla entre amalecitas e israelitas.

Serabit el-Khadim

Aunque la Península del Sinaí no es tan rica en yacimientos arqueológicos del Antiguo Egipto por ser este un lugar ‘periférico’, los amantes de aquella civilización también encontrarán una propuesta de interés no muy lejos del oasis de Santa Catalina. Hablamos de Serabit el-Khadim, de gran singularidad, pues muestra una explotación minera que se utilizó desde tiempos del Imperio Medio con el objetivo de obtener turquesa. Por ello, contaba con un templo religioso en el que se veneraba, entre otras divinidades, a Baalat, diosa de este mineral. Se conservan pilares y sillares de piedra con relieves decorativos.

Rutas naturales por los alrededores

Los amantes del senderismo podrán practicar aquí su actividad favorita, puesto que las montañas de esta cordillera son propicias para ello. No obstante, será imprescindible que contrates a un guía o monitor profesional, puesto que el conocimiento del lugar resulta fundamental para evitar percances. Para organizar un plan de este tipo en el oasis de Santa Catalina, Egipto Exclusivo te puede ayudar. En cualquier caso, estas son algunas de las rutas que se pueden mencionar, además de la ascensión al Monte Sinaí:

  • Monte Catalina
  • Wadi Talla
  • Wadi Jebal
  • Gabal Abass
  • Gabal El-Ahmar
  • Bab Donya
  • Wadi Arbe’in

Cómo llegar al oasis de Santa Catalina en Egipto

Llegar hasta el oasis de Santa Catalina de manera autónoma con medios de transporte públicos es poco menos que una odisea. No debemos olvidar que se trata de un asentamiento con una población muy reducida, por lo que la red de transporte aquí no está tan desarrollada como en otros lugares donde la densidad de población es mayor. 

En este sentido, aunque existe el Aeropuerto Internacional de Santa Catalina, situado a escasos 20 km del oasis de Santa Catalina, está cerrado y sin fecha prevista de apertura. No hay tampoco línea de ferrocarril que dé servicio a esta zona. Y las líneas regulares de autobús no pasan por aquí, sino que se limitan a unir los destinos turísticos de la costa del Mar Rojo entre sí o bien con otras grandes ciudades del país. El único autobús que se puede mencionar es el que une el poblado con el monasterio, pero su escasa frecuencia y su poca comodidad no lo hacen una opción demasiado práctica. 

Por tanto, te será de absoluta necesidad contratar un servicio de transporte privado por carretera, preferiblemente con un chófer y un guía que conozca la zona. De esa manera, la organización del viaje se hace mucho más sencilla, pues podrás tomar como referencia el principal aeropuerto de la Península del Sinaí: el de Sharm El Sheij que, como te contamos en su página, está bien conectado con el resto del país y con otros lugares del mundo.

En resumen, para descubrir el oasis de Santa Catalina de Egipto se te abren dos opciones:

  1. Viajar hasta el poblado de Santa Catalina, junto al Monasterio, y alojarte en alguno de sus hoteles para descubrir este atractivo turístico a fondo y realizar rutas por los alrededores
  2. Concebir tu visita al oasis de Santa Catalina como una excursión desde tu destino vacacional, como Sharm El Sheij

Sea cual sea tu opción, puedes contar con Egipto Exclusivo para organizar hasta el último detalle de tu viaje. Nos encargaremos de configurar un programa a medida, con los mejores servicios y los profesionales más preparados para que vivas una experiencia inolvidable. ¡Contacta con nosotros!

Cómo llegar al Monte Sinaí