LlamarPresupuesto

Oasis de Farafra: información práctica para tu viaje

El oasis de Farafra es más pequeño que sus vecinos en el Desierto Occidental. Además, no queda tan a mano desde El Cairo o desde el Valle del Nilo, como sí ocurre con el de Bahariya, el de Kharga o el de Dakhla. Eso hace que sea más limitado en cuanto a atractivos turísticos y que sea mucho menos visitado que los otros. Sin embargo, como contrapartida, ofrece una mayor tranquilidad y un aspecto más genuino si cabe, lo cual puede ser un reclamo para muchos viajeros.

En esta página te contamos todo lo que debes saber si deseas visitarlo. Y te sugerimos ponerte en contacto con Egipto Exclusivo: aunque el oasis de Farafra no forma parte de los grandes circuitos de nuestra agencia, sí podemos organizar un programa a medida y personalizado que te lleve a él, con servicios de transporte, alojamiento y cualquier otro que necesites. 

Dónde está el oasis de Farafra

El oasis de Farafra está enclavado en el corazón del Desierto Occidental, a unos 300 km en línea recta desde el Valle del Nilo, a una latitud similar a la de la ciudad de Asiut. Sin embargo, la ruta para acceder a este oasis no es directa, sino que necesariamente implica trazar una ruta bastante más larga que te hará pasar antes por los otros oasis del Desierto Occidental: el de Bahariya si vienes del norte (El Cairo) y los de Kharga y Dakhla si vienes desde el Valle del Nilo. Y eso aumenta considerablemente la distancia de los viajes.

Además de tratarse de un oasis relativamente pequeño en cuanto a extensión, su población tampoco es muy elevada. No obstante, en los últimos años se ha tratado de revitalizar poniendo en marcha de nuevos cultivos (naranjos, girasoles, dátiles, etc.), lo cual ha atraído a trabajadores procedentes del Valle del Nilo. Según algunas estimaciones, el número de habitantes del oasis de Farafra podría superar los 20.000.

Paisaje oasis Farafra

Qué ver en el oasis de Farafra

Uno de los principales atractivos del oasis de Farafra son los safaris 4×4 hacia lugares de sorprendente belleza en el desierto. En concreto, al Desierto Negro, al Desierto Blanco y a la Montaña de Cristal. Todos ellos se sitúan al norte de este oasis, en la carretera que lleva al oasis de Bahariya

Por tanto, si deseas visitar estos parajes naturales en un formato de excursión, te recomendamos visitar nuestra página sobre el oasis de Bahariya, donde explicamos con detalle cada punto. Y en ese lugar encontrarás también una mayor oferta de profesionales y empresas especializadas, pues recibe un mayor flujo de turistas.

Por lo que respecta al oasis de Farafra, la localidad más grande es Qasr Al Farafra, aunque su lista de propuestas turísticas no es demasiado extensa. Contaba con una fortaleza romana para proteger esta ruta caravanera, pero en la actualidad está en ruinas. Muy deterioradas están también las estructuras de adobe del centro, en algunas de las cuales se pueden intuir elementos medievales de aire antiguo, como cerraduras o puertas. Más evocador supondrá un paseo por su palmeral, situado junto al centro, que le da un característico golpe de verdor y naturaleza a la localidad.

Museo Bdr

Interior del Museo Bdr

Pero sin duda, desde el punto de vista cultural, el Museo Badr es el lugar más original y sugerente que puedes visitar en el oasis de Farafra. Se trata del taller-museo de un artista local, Badr Abdel Moghny, que imprime un estilo muy personal a sus obras, en especial a sus esculturas. Para ello, no solo se inspira en el singular ecosistema del desierto y del oasis, sino que también lo usa como fuente de extracción de sus materias primas, obteniendo del entorno los pigmentos y los materiales para pinturas y soportes. Su Jardín de Esculturas dejará con la boca abierta a quien se anime a visitarlo.

Y si te desplazas por los alrededores de Qasr Al Farafra, podrás entrar en contacto con diferentes fuentes de aguas termales y pequeñas masas de agua, que sirven de entretenimiento a la población local. Son Bir Sitta, Ain Bishay y el Lago Abu Nuss.

Pueblo de Farafra
Pueblo de Farafra

Cómo llegar al oasis de Farafra

La única manera de llegar al oasis de Farafra es por carretera. Situado en lo más profundo del Desierto Occidental de Egipto, no hay aeropuertos cercanos, ni tampoco estaciones de tren. 

Dos son las posibles vías de entrada por carretera:

  • Desde el norte, pasando previamente por el oasis de Bahariya: si partes de El Cairo, tendrás casi 550 km de ruta, que se completan en poco más de 6 horas de viaje
  • Desde el sur, partiendo del Valle del Nilo y pasando por los oasis de Kharga y Dakhla. Si sales de Luxor, por ejemplo, el viaje será de unos 800 km, lo que supone unas 10 horas de viaje

Existe un autobús de línea regular que parte de El Cairo y llega hasta el oasis de Farafra, pasando por el oasis de Bahariya. Si tienes alma de trotamundos y no te importa pasar unas 10 horas de viaje en un autobús colectivo de comodidades limitadas, puedes plantearte esta opción.

En cualquier caso, no es la opción más recomendable. Tampoco lo es viajar directamente al oasis de Farafra, puesto que el trayecto se puede hacer igualmente largo. La solución más viable es organizar un circuito por los oasis del Desierto Occidental, siguiendo la ancestral ruta caravanera, lo cual permitirá programar descansos y otras visitas de interés antes de tu llegada.

Así que si esa es tu intención, ponte en manos de una agencia de confianza como Egipto Exclusivo y empieza ya a planificar tu ruta hacia el oasis de Farafra, que se te quedará grabada en la memoria para siempre.

Cómo llegar a Farafra