LlamarPresupuesto

Kom Ombo: templo, museo y más información sobre esta ciudad del Alto Egipto

El templo de Kom Ombo es el gran atractivo de esta ciudad del Alto Egipto. Y no es para menos, pues se trata de uno de los más bellos del sur del país. Aparte de esta construcción, hay algunas otras propuestas que pueden resultar interesantes para quienes vienen de visita hasta aquí, ya sea a bordo de un crucero por el Nilo o con otro medio de transporte. 

Y en esta página te mostramos toda la información que debes saber para organizar tu visita de turismo a Kom Ombo. De ello también se puede ocupar nuestra agencia, Egipto Exclusivo, pues contamos con amplia experiencia y una cartera de proveedores de gran profesionalidad. No dudes en contactarnos para lo que necesites.

Dónde está y cómo es Kom Ombo

Kom Ombo es una pequeña ciudad del Alto Egipto, perteneciente a la Gobernación de Aswan. De hecho, se encuentra solo a unos 50 km al norte de esa ciudad, mientras que la separan unos 170 km de Luxor.

Dos actividades dominan la vida cotidiana de Kom Ombo. Por un lado, la agricultura, puesto que se ubica en la orilla oriental del Nilo, donde la vega es especialmente extensa. Eso hace que en su paisaje domine el verde de los cultivos, que se extienden por todos los puntos cardinales.

Y la otra actividad principal es el turismo, ya que gracias a su templo, Kom Ombo es una parada habitual de los cruceros por el Nilo, tanto de aquello que se realizan a bordo de grandes motonaves como de los que tienen un carácter más exclusivo y privado, en embarcaciones a vela. A su favor juega también el clima que, aunque en verano es muy caluroso en las horas centrales del día, durante el invierno presenta unas temperaturas mucho más agradables, sin precipitaciones. 

Una población que, por cierto, tiene una gran presencia de nubios. Tras el abandono de sus pueblos originales, hoy inundados bajo las aguas del Lago Nasser, muchas personas de esta etnia se establecieron en Kom Ombo. Por ello, si estás interesado en conocer un poco más de su rica cultura, puedes aprovechar este viaje para hacerlo con nuestra ayuda.

Ubicación Kom Ombo

Qué ver en Kom Ombo

Famosa por su templo, Kom Ombo se ha ganado un hueco en los circuitos que se realizan por el Alto Egipto, especialmente en cruceros. A continuación repasamos lo más destacado de esta construcción, y también el otro atractivo con el que puedes completar tu jornada turística: el Museo del Cocodrilo.

Entrada Kom Ombo

Templo de Kom Ombo

El templo de Kom Ombo es el favorito de muchos viajeros que recorren el Alto Egipto. Sobre todo, si experimentan el primer contacto visual con él a bordo de un barco: desde las aguas del Nilo, esta construcción se eleva imponente, ofreciendo una bella estampa digna de inmortalizar.

Pero cuando el viajero se acerca al templo de Kom Ombo, las expectativas también se cumplen. Se conserva bastante bien, al igual que ocurre con otros templos de esta misma región y de este mismo periodo: la época ptolemaica. Por ello, no es casual que el viajero encuentre parecidos con el de Esna o Edfu, muy cerca de aquí. Sus orígenes se remontan al siglo II a.C y se completó bajo dominación romana, siguiendo la política de respeto cultural y religioso por parte de estos dominadores extranjeros.

El templo de Kom Ombo fue el principal lugar de culto del dios Sobek, también conocido como el dios-cocodrilo, puesto que se representaba con cuerpo humano y cabeza de cocodrilo, o directamente con cuerpo completo de este animal. Este dios simbolizaba la fertilidad y gozó de gran veneración en toda esta región, incluida la antigua Nubia, por lo que es probable que ya existiera otro templo con anterioridad aquí. Además, también se adoraba al dios Haroeris, es decir, Horus el Viejo, representado con atributos de halcón.

La estructura tenía una planta simétrica, con dos mitades separadas por un eje principal. A cada lado, una zona para cada dios. No obstante, no se han conservado todos los espacios y de lo que sí se puede ver en la actualidad, destaca:

  • Pilono ptolemaico: contaba con otro aún mayor, aunque ahora éste hace las veces de entrada principal al templo de Kom Ombo
  • Sala hipóstila: es sin duda el elemento más característico de todo el conjunto. Son ocho grandes columnas que tienen capiteles en forma de flor de loto. Los fustes, como es habitual, están decorados con relieves religiosos. 
  • Patio pavimentado: en esta zona descubierta se conservan también los fragmentos de algunas columnas, que nos permiten imaginar cómo era en su momento. Además, algunos tramos mantienen parte de su colorido original
  • Capilla de Hathor: un pequeño espacio consagrado a esta diosa, asimilada con Isis y muy venerada en los últimos compases de la civilización egipcia
Templo Kom Ombo

Museo del Cocodrilo de Kom Ombo

Como decíamos, Sobek, el dios-cocodrilo, es una de las divinidades a las que está consagrado el templo de Kom Ombo. De hecho, era uno de sus principales centros de culto, de modo que encontrarás representaciones de este animal por todos los lados. Y no es casualidad: este animal era muy numeroso en la antigüedad, aunque ahora su hábitat ha quedado reducido prácticamente solo a las orillas del Lago Nasser.

Sin embargo, hay otra forma mucho más segura de conocer de cerca a los famosos cocodrilos del Nilo (Crocodylus niloticus). Y esa no es otra que visitar el Museo del Cocodrilo, recientemente inaugurado. Hasta hace no demasiado tiempo, se exponían ejemplares momificados y disecados en algunos puntos del recinto, en particular en la Capilla de Hathor del templo de Kom Ombo

Sin embargo, se decidió crear un espacio mucho más adecuado para ello, a nivel de condiciones ambientales y a nivel de discurso expositivo. Se trata de un pabellón relativamente pequeño pero cubierto y climatizado, por lo que puede representar un agradable respiro en los días más calurosos. Además de las momias y los ejemplares disecados, se muestran también esculturas, estelas y relieves, que permiten comprender la importancia que adquirió el dios Sobek en Kom Ombo, pues se ligaba a la fertilidad e incluso adquirió la categoría de dios creador, habiendo emergido de las aguas primordiales del Nilo.

Museo del Cocodrilo en Kom Ombo

Cómo viajar a Kom Ombo

A pesar de que Kom Ombo no es una ciudad demasiado grande, sí ofrece varias posibilidades para organizar el viaje. A continuación te mostramos las más habituales, aunque en Egipto Exclusivo nos adaptamos a tus preferencias.

En barco: crucero por el Nilo

El éxito de visitantes del templo de Kom Ombo se debe, en buena medida, a que se trata de una parada obligatoria en los cruceros por el Nilo. Y a diferencia de otros puntos de este tramo de río, como Gebel Silsila, aquí atracan todo tipo de embarcaciones: desde las tradicionales a vela (pequeñas falucas y medianas diahabiyas) hasta grandes motonaves.

El muelle en el que amarran estas embarcaciones está justo enfrente del templo de Kom Ombo, de modo que no es necesario tomar otro medio de transporte para llegar hasta él, como sí ocurre por ejemplo en Esna o Edfu. 

Crucero por Kom Ombo

Por carretera: excursión desde Aswan o Luxor

La otra opción habitual para llegar hasta Kom Ombo es el coche. Y en especial, desde Aswan, a modo de excursión de media jornada o una jornada completa, pues entre ambas hay unos 50 km que se completan en una hora, aproximadamente. En Aswan es posible alquilar un automóvil, para aquellos que prefieran conducir por sí mismos. Pero la posibilidad más cómoda es la del vehículo con chófer. Es un servicio con una óptima relación calidad-precio, con conductores profesionales y modelos modernos y confortables. 

Esta misma opción puede disfrutarse desde Luxor, aunque está más alejada: unos 170 km por carretera, en trayectos de unas 3 horas aproximadamente. Y quienes estén disfrutando de unas vacaciones en el Mar Rojo y deseen realizar una excursión cultural, el templo de Kom Ombo suele ser una propuesta con muchos adeptos. Desde Marsa Alam son algo menos de 300 km, en unas 4 horas y media de viaje. Y desde Berenice, unos 375 km (5 horas de viaje). Tanto en Luxor como en Marsa Alam, será fácil encontrar un coche de alquiler. Y en todos los casos será posible conseguir un vehículo con chófer, gracias a Egipto Exclusivo.

En tren, desde Aswan o Luxor

Por último, cabe mencionar la opción del tren, puesto que Kom Ombo tiene su propia estación como parte de la línea que recorre todo el Valle del Nilo, desde El Cairo a Aswan. Aunque la opción más recomendable para turistas es el tren nocturno, también es posible llegar hasta aquí durante el día, en trenes usados principalmente por los propios egipcios. Desde la estación hasta el templo de Kom Ombo, puedes calcular un coste de unos 40 LE, ida y vuelta.

Sea cual sea tu preferencia para el transporte, Egipto Exclusivo organizará para ti una visita al templo de Kom Ombo y a su museo adyacente, sin olvidar otros servicios adicionales. ¡Contáctanos!