LlamarPresupuesto

Esna, en Egipto: qué ver, cómo visitarla y toda la información que necesitas

Esna es una pequeña ciudad del Alto Egipto conocida por varios motivos. Uno de ellos, por ser el punto de partida de muchos cruceros por el Nilo, pues aquí se encuentra la esclusa de Esna, que hace posible la travesía desde aquí hasta Aswan. Y el otro, su templo, que conserva algunos elementos de gran belleza. En esta página te contamos más detalles sobre qué visitar y cómo viajar a Esna. Egipto Exclusivo lo hace más sencillo, pues podemos planificar toda la experiencia a tu medida.

Dónde está Esna y cómo es

Esna se encuentra a orillas del Nilo, a unos 50 km al sur de Luxor y, de hecho, forma parte de su misma Gobernación. Se trata de una ciudad relativamente pequeña, rondando los 100.000 habitantes, con una serie de lugares de interés que se pueden visitar fácilmente en una jornada. Por ello, es una excursión clásica desde Luxor y una parada obligada en los cruceros por el Nilo, siendo lugar habitual de inicio.

Su visita puede realizarse en cualquier momento del año, pues las temperaturas son cálidas en invierno, aunque con una gran oscilación térmica entre el día y la noche: unos 25ºC para las máximas y 7ºC para las mínimas. En verano, las temperaturas llegan o sobrepasan los 40ºC en las horas centrales del día, por lo que es fundamental dotarse de una buena protección para la piel, la cabeza y los ojos, principalmente.

Esna en el río Nilo
Esna en el río Nilo

Unos breves apuntes históricos sobre Esna

En tiempos del Antiguo Egipto su nombre era jwnj.t, aunque de este periodo apenas quedan vestigios. En época ptolemaica recibió el nombre de Latopolis, probablemente por la especie de pez Lates niloticus (perca del Nilo), que aquí es especialmente abundante. De este periodo y de la siguiente época de dominación romana hay más información y restos arquitectónicos, siendo el templo de Jnum el mejor exponente.

El periodo medieval, ya bajo dominación árabe, también ha dejado algunas construcciones visibles en la actualidad, pues Esna fue durante muchos siglos una parada en las rutas caravaneras que conectaban el Mar Rojo y los oasis del Desierto Occidental. El mercado Al-Qīsāriyya se puede considerar heredero de aquel pasado comercial, aún con mucha actividad. 

Y en el siglo XX, una construcción hizo posible que numerosas personas situaran otra vez a esta ciudad en el mapa: la esclusa de Esna, una suerte de ‘ascensor acuático’ que hace posible que los barcos que realizan cruceros por el Nilo puedan salvar un desnivel de unos 10 metros durante su travesía. Además, su estructura sirve de puente entre las dos orillas.

Qué ver en Esna

Como puedes imaginar, el gran monumento que ver en Esna es su templo, dedicado al dios Jnum. Pero si dispones de algo más de tiempo, también puedes visitar otros lugares de interés en sus alrededores. A continuación te mostramos las principales propuestas.

Templo de Jnum, en Esna

Se trata del gran reclamo turístico de Esna, el que atrae a muchos excursionistas procedentes de otras ciudades y el lugar que acapara la mayor parte del tiempo en la parada que hacen los cruceros por el Nilo. Se trata de una construcción religiosa del Antiguo Egipto, construido durante los periodos ptolemaico y romano, probablemente sobre otro ya preexistente. Está dedicado a Jnum (o Khnum), considerado dios creador en el sur de Egipto así como en Nubia

Al igual que otros de la región, hoy es posible visitar sus restos porque durante mucho tiempo permanecieron sepultados bajo la arena, hasta que comenzó a ser desenterrado a partir del siglo XIX. Sin embargo, lo que de verdad se ha conservado muy bien es su sala hipóstila, construida ya en época romana, donde se pueden admirar 24 columnas de unos trece metros de altura con capiteles en forma de loto. En el techo que sostienen hay un zodiaco y en las paredes, escenas de caza. También hay jeroglíficos con himnos a Jnum, deidad representada con cabeza de carnero. 

En su momento, el templo de Esna estaba conectado con el Nilo a través de un camino ceremonial. De hecho, Jnum es una divinidad muy relacionada con el río, en concreto con el lodo que dejaban sus crecidas, pues con él y con su torno de alfarero lograba moldear a los seres humanos. 

Templo de Jnum en Esna
Templo de Jnum en Esna

Otras cosas que ver en Esna

Otro de los atractivos de Esna es su bazar, el mercado Al-Qīsāriyya, que viene a sustituir al camino ceremonial de antaño, pues por él deben ‘desfilar’ los turistas en el trayecto a pie entre el barco y el templo. Se trata de un espacio con numerosos puestos de artesanía y productos locales, que además ha sido recientemente renovado, por lo que muestra un aspecto más ordenado que el de otras ciudades egipcias.

La otra construcción monumental de Esna es la mezquita Al Amari, que fue reconstruida en los años 60. Sin embargo, conserva su minarete fatimí, que a pesar de no ser el más alto del conjunto, sí es el mejor vestigio arquitectónico de la época medieval en la ciudad. Su perfil robusto y su carácter exento le dan un aspecto de faro marítimo muy característico.

Al sur, en las afueras de Esna, se encuentra el Monasterio de los Mártires, de gran renombre entre los egipcios coptos. Con orígenes en los siglo V y VI, es otro ejemplo de la gran tradición de este tipo de recintos religiosos en el Valle del Nilo, como también se puede observar en otras ciudades del Egipto Medio.

Minarte Mezquita Al Amari
Minarte Mezquita Al Amari

Cómo viajar a Esna

El viaje a Esna se suele plantear como una excursión de media jornada o una jornada completa, dentro de un circuito más grande por el Alto Egipto o por otros lugares del país. A continuación te mostramos tres de las propuestas posibles. 

Visitar Esna a modo de excursión

La autopista Luxor-Aswan da servicio a Esna, pues pasa por sus inmediaciones. Por ello, es posible organizar una excursión hasta aquí desde cualquiera de las dos ciudades. Es más habitual hacerlo desde Luxor, pues apenas distan 50 km desde este famoso destino turístico. Desde Aswan son unos 150 km, que se pueden completar en apenas un par de horas.

Esna también es una opción muy elegida entre los turistas que pasan sus vacaciones en el Mar Rojo. Dado que en este litoral, ubicado al otro lado del Desierto Oriental, no hay demasiados yacimientos del Antiguo Egipto, muchas personas ponen sus miras en ciudades del Valle del Nilo cercanas a los grandes destinos vacacionales. En este sentido, a Esna se puede viajar desde Marsa Alam o Quseer, situadas a unos 280 km por carretera, lo que supone unas 4 horas de viaje. En esos casos, es habitual combinar la vista de Esna con la de Edfu, situada a unos 50 km al sur.

Visitar Esna como parte de un crucero por el Nilo

Como decíamos, buena parte de los viajeros que visitan Esna lo hacen como parte de un crucero por el Nilo. En algunos casos, empiezan aquí, para lo cual hay que desplazarse desde Luxor, que cuenta con un aeropuerto internacional que le da servicio. En otros casos, se llega hasta Esna en barco, concretamente en motonaves procedentes de otras ciudades más al norte, que remontan el curso del río desde El Cairo o desde El Egipto Medio, por ejemplo. Otra opción es concluir aquí el crucero, partiendo desde Aswan y haciendo la ruta fluvial a la inversa. 

Crucero por Esna
Crucero por Esna

Esna, en un circuito por los oasis del desierto

Egipto Exclusivo se adapta a las preferencias de todos los viajeros y puede planificar una ruta totalmente a medida. En este sentido, otra de las posibles opciones es encuadrar Esna en un circuito por los oasis del desierto pues, como veíamos más arriba, esta ciudad ha tenido siempre un papel importante en las rutas caravaneras que conectaban el Mar Rojo con el Desierto Occidental. Por ello, los viajeros ávidos de nuevas experiencias disfrutarán de una gran ruta por carretera partiendo de El Cairo o Giza para llegar hasta los oasis de Bahariya, Farafra, Dakhla y Kharga, poniendo rumbo desde aquí hacia el Valle del Nilo, para poner fin a la ruta a la altura de Luxor y Esna.

Viajar a Esna en tren

También puedes tener en cuenta que Esna cuenta con su propia estación de tren, como parte de la línea ferroviaria que abarca todo el Valle del Nilo. La opción más recomendable para turistas es el tren nocturno, que une El Cairo y Giza con Aswan, haciendo parada en otros destinos intermedios, como este.

En vehículo privado, la opción más cómoda

Como ves, en prácticamente todas estas opciones necesitarás un vehículo privado con chófer para poder realizar algunos (o todos) los desplazamientos con confort y seguridad. Este es precisamente uno de los servicios que ofrece en Esna Egipto Exclusivo, así que puedes ponerte en contacto con nosotros para reservarlo. 

Y para todo lo demás, también estamos a tu disposición: alojamiento, guía, comidas, asesoramiento y un largo etcétera. ¡Haremos de tu viaje una experiencia inolvidable!

Transporte Vehículo privado