LlamarPresupuesto

Turismo en El Alamein: qué ver, qué hacer y toda la información en esta guía

Como puedes imaginar, uno de grandes reclamos turísticos de Egipto es su historia, sobre todo la historia antigua: la época faraónica tiene un atractivo que se mantiene intacto varios miles de años después de su surgimiento. Sin embargo, los aficionados a la historia contemporánea también encontrarán motivos para viajar a este país. Por ejemplo, para hacer turismo en El Alamein, localidad de la costa mediterránea conocida mundialmente por las cruciales batallas que se libraron aquí durante la Segunda Guerra Mundial. Visitar sus memoriales y museos permite comprender la trascendencia que aquellas batallas. Y todavía hoy es fácil emocionarse con ello.

Pero por suerte, el turismo de El Alamein ofrece en la actualidad otro atractivo mucho más agradable: en los últimos años se han desarrollado grandes proyectos urbanísticos para disfrutar de las bondades que el Mar Mediterráneo ofrece aquí. La inauguración de la Marina en 2005 y, poco después, del aeropuerto de Borg El Arab sentaron las bases de un nuevo tipo de turismo de sol y playa que cada vez está más arraigado, no solo entre los propios egipcios sino también entre viajeros extranjeros.

En esta página te damos toda la información que debes conocer para hacer turismo en El Alamein: qué ver, cómo llegar y mucho más. Y recuerda que Egipto Exclusivo puede encargarse de planificar todos los detalles de tu experiencia. ¡Este destino te sorprenderá!

Dónde está El Alamein y cuál es su clima

El Alamein se encuentra a unos 100 km al oeste de Alejandría, justo donde fueron frenadas las tropas alemanas e italianas en su avance hacia el Delta del Nilo. Una ubicación que se antojó crucial para la estrategia defensiva de los aliados, pues por la costa mediterránea discurría la única vía de comunicación posible entre Libia y el Delta del Nilo.

Pero independientemente de este episodio, que cambió para siempre El Alamein, esta localidad es muy privilegiada a nivel natural, con playas de fina arena blanca y aguas claras que ahora se han convertido en una perfecta zona de baño para los numerosos resorts que se han abierto en los últimos años.

Clima de El Alamein

El clima que encontrarás en tu viaje a El Alamein no dista mucho del que caracteriza a otros lugares de la costa mediterránea, como Alejandría o Marsa Matruh. Es decir, veranos calurosos pero no tórridos, inviernos templados pero no tan cálidos como los que se dan en el Mar Rojo. Y mayor número de días de lluvia al año, aunque no lo suficiente como para preocuparse: las precipitaciones son prácticamente inexistentes en verano y sólo esporádicas en invierno. En cualquier caso, estas diferencias climáticas entre invierno y verano hacen que se pueda diferenciar entre temporada alta y baja en el turismo en El Alamein, por lo que debes tenerlo en cuenta a la hora de planificar tu viaje, sobre todo si estás interesado en disfrutar de sus playas.

Pero independientemente de este episodio, que cambió para siempre El Alamein, esta localidad es muy privilegiada a nivel natural, con playas de fina arena blanca y aguas claras que ahora se han convertido en una perfecta zona de baño para los numerosos resorts que se han abierto en los últimos años.

Apuntes sobre la historia de El Alamein… y sobre su futuro

Como podrás comprobar durante tu viaje, a nivel histórico todo tiene que ver en El Alamein con la Segunda Guerra Mundial. Hasta el estallido de esta contienda internacional, este era un rincón más de la costa mediterránea, en la ruta entre el Delta del Nilo y Libia, cuando aún no se había abierto al turismo. 

Avión guerra mundial

Avión de la segunda guerra mundial

El Alamein, sin embargo, estaba llamado a jugar un papel fundamental en la historia contemporánea. En 1942, las fuerzas alemanas e italianas, conocidas como Afrika Korps al mando de Erwin Rommel, ‘el Zorro del Desierto’, estaban posicionadas en Libia con la estrategia de avanzar hacia Egipto, bastión clave de los aliados. En particular, contra Alejandría por la importancia de su puerto, y Port Said, con la intención de tomar el control del Canal de Suez. Todo ello supondría un golpe de efecto clave en el devenir de la contienda. Las tropas aliadas, por su parte, organizaban la defensa en Egipto, desde el cuartel general británico establecido en El Cairo. A su mando, Bernard Montgomery.

Las tropas alemanas e italianas iniciaron el avance, venciendo en Marsa Matruh, donde Rommel estableció su cuartel de mando. Pero el tiempo corría en su contra, pues una de las estrategias aliadas era hostigar y boicotear los suministros de las tropas enemigas por medio de bombardeos aéreos. Eso provocó que Rommel iniciara la ofensiva en el verano de 1942, en la conocida como Primera Batalla de El Alamein, que los aliados lograron contener.

Una batalla que quedó en tablas pero que otorgó una victoria moral a los aliados. Y meses después animó a las tropas aliadas a emprender un contraataque, conocido como la Segunda Batalla de El Alamein, aprovechando la escasez de provisiones que seguían padeciendo las tropas del Afrika Korps. En esta ocasión, la victoria aliada fue clara y provocó el repliegue hacia Libia de los ejércitos alemanes e italianos.

Un movimiento de Rommel que, al parecer, no contaba aún con el visto bueno de Adolf Hitler, pero que  sirvió para evitar un aniquilamiento total. Pero, ante todo, el desenlace de esta batalla supuso un punto de inflexión en el devenir de la Segunda Guerra Mundial, como refleja una famosa frase de Wiston Churchill: “Antes de El Alamein, nunca obtuvimos una victoria. Después de El Alamein, nunca sufrimos una derrota”.

En cualquier caso, no evitó que se produjeran numerosas bajas en ambos bandos, como puede comprenderse visitando los cementerios de El Alamein. Desde las batallas de El Alamein, este lugar quedó como un gran memorial, un recordatorio visual y emotivo de los horrores de la guerra, visitado por numerosas personas. Muchos de ellos son europeos y, en algunos casos, descendientes de soldados o familiares que, de una u otra manera, se vieron implicados en aquel gran conflicto mundial. Pero por encima de todo, estos memoriales hoy están abiertos a todos los que hacen turismo en El Alamein y desean comprender y recordar aquel episodio bélico.

General Erwin Rommel
General Erwin Rommel en el desierto en Alamein

El Alamein, en el presente

Desde entonces, cada año en el mes de octubre se llevan a cabo conmemoraciones oficiales en El Alamein para recordar a la batalla y las víctimas mortales, que fueron cuantiosas: cerca de 70.000 soldados, según algunas fuentes. Pero sin apagar la llama de aquel recuerdo, el turismo de El Alamein ha ido adoptando un nuevo rumbo, dirigido a aprovechar la belleza natural y el clima privilegiado que ofrece este pedazo de costa mediterránea.

La cercanía a Alejandría, al resto de ciudades del Delta del Nilo y a la capital, El Cairo, ofrecía una oportunidad de desarrollo que ni el gobierno egipcio ni los inversores privados desaprovecharon. En las últimas décadas se han construido resorts privados y urbanizaciones turísticas, modificando el paisaje costero con nuevos espigones, lagos artificiales y otros elementos surgidos de cero. Marina El Alamein es su mayor exponente, un gran resort privado con unos estándares de exclusividad mayores a los de Marsa Matruh.

A pesar de ello, el tamaño de este asentamiento turístico no es muy grande, sobre todo si lo comparamos con otros del país: poco más de 10.000 personas viven aquí permanentemente, aunque este número aumenta durante las vacaciones de verano.

New Al-Alamein City, el futuro de la ciudad y de Egipto

Como hemos visto, el presente de El Alamein es muy diferente a su pasado: la Segunda Guerra Mundial es solo un recuerdo para quienes vienen aquí cada año a disfrutar de sus vacaciones. Sin embargo, puede que el futuro también sea muy diferente, según los planes que maneja el gobierno egipcio para las próximas décadas.

Para afrontar el aumento de población que experimentará la sociedad egipcia en las próximas décadas, y con la intención de hacerlo en las mejores condiciones de sostenibilidad, la costa mediterránea acogerá muy probablemente importantes desarrollos urbanísticos, en la línea de lo que está sucediendo con New Cairo. Grandes inversiones en plantas desaladoras y centrales eléctricas basadas en energía solar serán dos de los pilares que sostendrán la ciudad de New Al-Alamein, trazada sobre plano en el árido terreno que se abre al sur de El Alamein, dando cobijo a un millón de habitantes para mediados de siglo XXI, así como a numerosos edificios administrativos del Estado, según estimaciones del gobierno.

Planes ambiciosos que todavía distan mucho de materializarse pero que demuestran el papel relevante que se quiere dotar a esta zona y que tendría que convivir con el incipiente turismo de El Alamein,  que ya ha echado a andar con resorts y otros muchos servicios.

Marina el Alamein

Qué ver en El Alamein

Prácticamente todo lo que hay que ver en El Alamein está relacionado con las batallas de la Segunda Guerra Mundial. Unos espacios están destinados a preservar la memoria de los caídos y otros, a enseñar cómo fueron aquellas batallas, con armamento y objetos que se han conservado, en algunos casos realmente intactos. Este es un repaso a todo ello.

Museo de la Guerra

Se trata del gran museo de El Alamein, el que ofrece la visita más completa sobre lo que pasó en aquellos trascendentales días de verano y otoño de 1942, y en general, para conocer cómo se desarrolló toda la campaña norteafricana en la Segunda Guerra Mundial. Dedica un pabellón a cada uno de los cuatro grandes países involucrados: Reino Unido, Egipto, Alemania e Italia. Y también otro más a objetos y documentos de aquella contienda. Además, en los exteriores se exhiben a cielo abierto tanques y carros de guerra que se usaron en las batallas de El Alamein.

Museo el Alamein

Cementerio de la Commonwealth

Es probablemente el lugar más sobrecogedor de los tres memoriales que ver en El Alamein. Se trata de un camposanto cuidadosamente diseñado, especialmente en lo que tiene que ver con la disposición de las tumbas: cerca de 7.240 se extienden con una simetría y regularidad abrumadora entre plantas del desierto. Su nombre indica que, a pesar de que la mayoría de soldados enterrados aquí son británicos, también acoge las sepulturas de combatientes de Australia y Canadá, entre otras naciones pertenecientes a esta entidad supranacional.

Cementerio

Memorial Alemán

El Memorial Alemán es uno de los más impactantes de cuantos se levantan aquí. Se diseñó con aspecto de fortaleza medieval, sobre la que ondean las banderas de Alemania y Egipto, y se encuentra a unos 7 km al oeste de El Alamein. Alberga los restos de unos 4.000 soldados y en el centro del cementerio se erige un obelisco en recuerdo a los caídos.

Memorial italiano

Situado a unos 11 km al oeste de El Alamein, se trata de un gran espacio con entrada monumental, bajo el nombre ‘Sacrario Militare Italiano El Alamein’. Una gran avenida flanqueada de vegetación lleva a la construcción principal del conjunto: una torre poligonal en cuyo interior se abren ventanas la Mediterráneo y un altar. A ambos lados, se disponen unos pabellones con paredes interiores revestidas de mármol, pues son las lápidas que anuncian los restos de unos 5.000 soldados muertos en batalla, en muchos casos no identificados. 

En el recinto hay otras construcciones, entre ellas un pequeño museo con mapas, objetos y documentos sobre la batalla de El Alamein. También es simbólico su túmulo conmemorativo, con una gran placa donde se puede leer: “Mancó la fortuna, non il valore” (“Faltó la suerte, pero no el valor”).

Memorial Italiano el Alamein

Playas de El Alamein

Debido a que ha permanecido durante décadas como lugar conmemorativo de aquellas batallas, su costa goza de un aspecto más despejado que otros lugares cercanos, a pesar de que en los últimos años se han construido bastantes resorts de turismo en El Alamein. Las principales playas, de hecho, son privadas y solo admiten el acceso a sus clientes. Las playas de El Alamein destacan por su arena blanca y fina, bañadas por aguas mucho más claras y limpias que otros puntos del país. Entre las más destacadas, cabe citar:

  • Flamingo Beach
  • Marina White Beach
  • La Femme Beach
Playa en el Alamein

Cómo llegar y cómo moverse por El Alamein

Si estás organizando un viaje de turismo a El Alamein, puedes tomar nota de la información que te damos a continuación, pues te será útil con toda seguridad: saber cómo llegar y cómo moverte por este destino te ayudará a dar forma a tus vacaciones o a tu excursión, si solo vas a visitar este lugar durante un día.

Cómo llegar a El Alamein

Como decíamos, uno de los grandes motivos del crecimiento del turismo en El Alamein fue la inauguración del aeropuerto de Borg El Arab. Aunque su objetivo principal era descongestionar el antiguo aeropuerto de Alejandría, se ha revelado como un trampolín para este y otros proyectos turísticos de la costa mediterránea de Egipto. 

El aeropuerto de Borg El Arab se encuentra a unos 80 km de El Alamein, lo que significa poco más de 1 hora por carretera. Las conexiones directas que recibe son muy variadas, sobre todo procedente con ciudades de Oriente Próximo, pero también con El Cairo y con algunas ciudades europeas, como Milán o Atenas. En la página dedicada a Alejandría puedes conocer una lista más detallada con estos destinos.

Si vas a viajar a El Alamein desde otros puntos de Egipto, tienes una alternativa a los vuelos desde El Cairo: la carretera. Alejandría se encuentra a poco más de 100 km, lo que supone una hora y media aproximadamente . Y El Cairo está a solo 250 km en coche, es decir, unas 2 horas y media. Desde Marsa Matruh, el otro gran destino vacacional de la costa mediterránea de Egipto, la distancia es de unos 200 km (poco más de dos horas en coche).

A pesar del incipiente turismo, El Alamein todavía no es lo suficientemente grande como para contar con una gran estación de autobuses, por lo que si quieres venir con este medio de transporte tendrás que recurrir a uno privado. Para este servicio o para taxis privados de diferente tamaño, incluida la minivan, puedes ponerte en contacto con Egipto Exclusivo.

De igual manera, el puerto de El Alamein es pequeño y da servicio a pequeñas embarcaciones, pero no a ferrys de pasajeros, por lo que si deseas llegar en barco también deberás recurrir a un servicio privado

Cómo moverse por El Alamein

El coche es la mejor y prácticamente la única forma de moverse por El Alamein. Si quieres ser tú quien se ponga al volante, aquí encontrarás varias oficinas de alquiler de coches, en algunos casos de grandes cadenas que te dan la opción de devolver el vehículo en otra sucursal, por ejemplo en el aeropuerto de Borg El Arab. 

Por otro lado, el servicio de taxi suele ser privado y bajo demanda, muy habituales en servicios de transfer desde el mencionado aeropuerto. Sin embargo, no se trata de un servicio habitual ‘a pie de calle’. Por ello, si lo que buscas es un vehículo con conductor y amplia disponibilidad para hacer turismo por El Alamein, puedes contactar con Egipto Exclusivo, pues este es uno de los muchos servicios que proporcionamos en este destino turístico.

Para esto y para todo lo demás, no dudes en contactar con Egipto Exclusivo. Nos encargaremos de diseñar un programa de viaje a tu medida en El Alamein, pues aquí tenemos mucha experiencia y una amplia cartera de proveedores.