LlamarPresupuesto

Templo de Filae, en Egipto: información para una excursión imprescindible desde Aswan

Para muchos, el templo de Filae es el último gran templo del Antiguo Egipto. Un monumento que por su privilegiada ubicación despierta un romanticismo único, sobre todo si se visita al atardecer o por la noche, como explicamos más abajo. Por ello, se trata de una excursión clásica e imprescindible desde Aswan, así que te contamos todos los detalles sobre ella en esta página.

Qué es el templo de Filae. Un poco de historia

El templo de Filae, en el Egipto más meridional, recibe el nombre de la isla en que se ubicaba originalmente, aunque como veremos más abajo, fue trasladada a su vecina, la de Agilkia. En realidad, lo correcto sería hablar de templos de Filae, puesto que son varias las construcciones que se levantan aquí. 

Ninguna de ellas tiene una antigüedad comparable a la de otros monumentos del Antiguo Egipto, pero eso precisamente ha jugado a su favor: además de su innegable belleza y su fascinante diálogo con la naturaleza circundante, ha sufrido en menor medida los estragos del tiempo. Y de ello se benefician todos los turistas que visitan el templo de Filae.

La estructura más antigua de todas ellas es el quiosco de tiempos de Nectanebo I (siglo IV a.C, Dinastía XXX). El grueso del conjunto se encuadra en época ptolemaica, siendo Ptolomeo III (siglo III a.C) y Ptolomeo XII (siglo I a.C) algunos de sus principales artífices, aunque los romanos dejaron igualmente su impronta, como demuestra el quiosco de Trajano (en el siglo II d.C). 

Los cristianos, por su parte, también dejaron su huella a partir del siglo VI, aunque no para bien: la ira iconoclasta provocó que se borraran o se desfiguraran imágenes de algunas diosas, a partir del siglo VIII. En el recinto también se construyeron o se adaptaron espacios para convertirse en iglesias, que no se han conservado y que perdieron su vigencia hacia el siglo XII.

En cualquier caso, el templo de Filae pervivió como tal más tiempo y en mejores condiciones que otros recintos sagrados. Eso se debió en buena medida a la devoción que despertaban entre sus gentes los dioses venerados en estos recintos sagrados. Principalmente Isis, diosa madre en la religión egipcia cuyo culto permaneció vigente hasta el siglo VI, en tiempos del emperador bizantino Justiniano I. Pero también Mandulis, divinidad nubia muy arraigada en la zona, o la diosa Hathor, otra divinidad femenina muy asociada a la realeza por ser considerada madre simbólica de faraones.

Además del culto a Isis y a otras divinidades locales, el templo de Filae está asociado a otra pervivencia cultural del Antiguo Egipto: la escritura jeroglífica. Aquí es donde está documentada la última inscripción en este tipo de escritura, allá por el 394 d.C, cuando la escritura demótica era ya la vigente. Se encuentra en la puerta de Adriano y supone una invocación al dios Mandulis.

Templo de Philae
Templo de Philae en Aswan

El templo de Filae ante los efectos de las presas de Aswan

El templo de Filae, como prácticamente todos los templos situados en el Nilo o en sus orillas, sufrió la amenaza de las aguas cuando el cauce del río aumentó su nivel con la construcción de las presas de Aswan. Con la primera, llamada Presa Baja, de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, las aguas cubrían parcialmente los monumentos durante una temporada importante del año. Y en los años 60, cuando esa inundación amenazaba con ser definitiva por la construcción de la segunda, o Presa Alta, se decidió trasladar piedra a piedra todo el conjunto.

A diferencia de otros templos reubicados junto al Lago Nasser, en esta ocasión el traslado fue mucho más corto: se llevó desde la isla de Filae hasta la vecina de Agilkia, en un proyecto que buscó tal nivel de fidelidad en su reproducción que incluso se modificó su paisaje para que se pareciera lo máximo posible al entorno primitivo del templo de Filae y del resto de estructuras del conjunto.

Templo Filae presa de Asuán

Dónde está y cómo llegar al templo de Filae

En el atractivo del templo de Filae, su magnífica ubicación juega un papel clave. El hecho de estar en una isla, la de Agilkia, a unos 10 km al sur de Aswan y donde no hay nada más que distraiga la atención, hace que sea fácil sentir la evocación del Antiguo Egipto. Aunque no todas las estructuras están en el mismo estado de conservación, la pureza de sus formas en armonía con las aguas del río y la vegetación de las orillas conforman un paisaje muy especial, que cobra toda su belleza cuando se admira navegando por el Nilo.

Para llegar hasta aquí, no hay opción de elegir: sólo puede hacerse en pequeñas barcas que zarpan desde un pequeño puerto del pueblo de Shellal, situado a varios kilómetros al sur de Aswan. Apiñados en su muelle se encuentran estas embarcaciones que apenas tienen capacidad para una decena de personas. Una suerte de taxis acuáticos que parten continuamente desde este puerto y desde el puerto de la isla. 

Cómo llegar a Filae

Qué ver en el templo de Filae

Como decíamos, esta excursión te llevará a descubrir un conjunto de templos y construcciones de gran interés. Y según algunos expertos, su distribución respondía a un orden jerárquico, donde el principal templo de Filae era el de Isis. Es el más grande y espectacular, que atrae buena parte de la atención gracias a su monumentalidad, apreciable ya desde la entrada: cuenta con un gran acceso porticado y dos pilonos espectacularmente decorados con grabados de un soberano de la dinastía ptolemaica sometiendo a sus enemigos. Entre ellos, una sala hipóstila con columnas elegantemente talladas. No falta, cómo no, su santuario, que en su momento era la parte más sagrada y reservada del conjunto, decorado con relieves sobre Isis y Osiris.

Además de este templo de Filae, hay otras estructuras que verás en tu visita y no puedes pasar por alto:

  • Quiosco de Nectanebo I: es la más antigua del conjunto (siglo IV a.C) y la primera que suelen ver los visitantes
  • Quiosco de Trajano: a pesar de sus pequeñas proporciones, es uno de los más elegantes y mejor conservados, combinando columnas y pilares. Sus relieves muestran al emperador en actitud oferente hacia los dioses locales Isis, Osiris y Horus
  • Mammisi o templo del nacimiento divino, de época ptolemaica
  • Templo de Arensnufis, divinidad meroítica, de cultura cusita (nubia)
  • Capilla de Mandulis, otra divinidad local de culto nubio
  • Templo de Hathor
  • Templo de Horus
  • Templo de Imhotep
  • Templo de Augusto
  • Puertas romanas
  • Nilómetro, para calcular las crecidas del Nilo siglos atrás
interior del templo de Filae

El templo de Filae, de noche

Por último, cabe hacer una recomendación muy especial: visitar el templo de Filae de noche. Todo el conjunto está iluminado de manera espectacular, con luces intimistas que llenan de magia el lugar desde el momento de la caída del sol. Sus columnas, sus relieves y todos los elementos decorativos adquieren mayor belleza con esta iluminación concienzudamente estudiada.

Además, como es habitual en otros monumentos de Egipto, como Abu Simbel o los templos de Luxor, en el templo de Filae tienen lugar shows de luces y sonido en varios pases nocturnos que harán las delicias de todos los visitantes. Juegos de colores cálidos y fríos, sintonías envolventes y proyecciones de imágenes sobre los pilonos son algunas sorpresas que deparan estos espectáculos.

Todo ello convierte al templo de Filae en una de las excursiones favoritas de todos los viajeros, independientemente de sus conocimientos sobre el Antiguo Egipto. Si deseas que te ayudemos a contratar tu visita privada a este magnífico conjunto monumental, ponte en manos de nuestra agencia. Nos encargaremos de proporcionarte un guía privado, así como de gestionar los tickets y el transporte acuático para que todo salga a la perfección. ¡Contacta con nosotros para este y cualquier otro detalle de tu estancia en Aswan!

Templo de Filae de noche
Templo de Filae de noche