LlamarPresupuesto

Cristianismo copto

El peso del cristianismo copto en Egipto es muy destacable. De hecho, es la otra gran religión actual del país, aunque notablemente por detrás del Islam. Sin embargo, se considera la tercera gran religión en términos históricos: la primera en surgir fue la religión egipcia, que desarrollamos ampliamente en esta página. A ella le siguió la fe cristiana, que acabó imponiéndose cuando también lo hizo en todo el Imperio Romano. Y la última, el Islam, es la mayoritaria actualmente en el país, así como la religión que marca el ritmo de la sociedad egipcia, como te explicamos en esta otra página.

Por tanto, el término de ‘gran religión’ no tiene que ver con el número de practicantes o la cantidad de templos que se pueden ver por la calle. Lo empleamos por su larga historia y por la devoción que demuestran sus fieles, así como por el atractivo que despierta para viajeros de otros países, especialmente cristianos. En estas líneas te damos algunas claves para entender el cristianismo copto de Egipto, sobre el que nuestra agencia puede organizar un viaje temático si así lo deseas.

[toc]

Qué significa el término ‘copto’

El peso del cristianismo copto en Egipto es muy destacable. De hecho, es la otra gran religión actual del país, aunque notablemente por detrás del Islam. Sin embargo, se considera la tercera gran religión en términos históricos: la primera en surgir fue la religión egipcia, que desarrollamos ampliamente en esta página. A ella le siguió la fe cristiana, que acabó imponiéndose cuando también lo hizo en todo el Imperio Romano. Y la última, el Islam, es la mayoritaria actualmente en el país, así como la religión que marca el ritmo de la sociedad egipcia, como te explicamos en esta otra página.

Por tanto, el término de ‘gran religión’ no tiene que ver con el número de practicantes o la cantidad de templos que se pueden ver por la calle. Lo empleamos por su larga historia y por la devoción que demuestran sus fieles, así como por el atractivo que despierta para viajeros de otros países, especialmente cristianos. En estas líneas te damos algunas claves para entender el cristianismo copto de Egipto, sobre el que nuestra agencia puede organizar un viaje temático si así lo deseas.

Cristianismo en Egipto

Historia del cristianismo copto en Egipto

La relación de Egipto con la tradición cristiana es muy antigua. De hecho, este país aparece mencionado en varias ocasiones en las Sagradas Escrituras, siendo el lugar en el que se desarrollaron algunos episodios bíblicos, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. 

Uno de los ejemplos de ello es la acogida que recibió José (Yussef), hijo de Jacob. Fue traído forzosamente hasta aquí, vendido como esclavo por sus hermanos, que le envidiaban y odiaban. Fue acusado de adulterio y encarcelado, pero posteriormente fue liberado por un faraón de la dinastía XV, sobre el que no hay unanimidad. El monarca le nombró chaty en agradecimiento por la interpretación de uno de sus sueños.

Más famosa para los cristianos, y también para los judíos, fue la larga travesía que protagonizó el profeta Moisés en la península del Sinaí, periodo en el que se produjeron episodios que aún hoy impulsan numerosos viajes de peregrinación. Es el caso de la entrega de las Tablas de la Ley en el Monte Sinaí o el fuego milagroso sobre la zarza ardiente, hoy en el Monasterio de Santa Catalina.

Pero para los cristianos coptos de Egipto y para los del resto del mundo, uno de los capítulos más inspiradores fue la Huida a Egipto, cuando la Sagrada Familia (la Virgen María, San José y el Niño Jesús) se vio obligada a recalar en este país durante un tiempo, como se relata en el Nuevo Testamento. Algunos lugares que la tradición relaciona directamente con esa estancia son ahora importantes lugares sagrados para el cristianismo copto en Egipto, como mostramos más abajo.

Grabados Cristianos

El cristianismo copto en Egipto, después de la muerte Cristo

Egipto fue uno de los primeros países en los que penetró el cristianismo, muy poco después de la muerte de Jesucristo (año 33, aproximadamente). Según la tradición, San Marcos (o Marcos el Evangelista), natural de Cirene (actual territorio de Libia), ya predicaba la nueva fe en Alejandría en el año 45. No obstante, el conocimiento de esta nueva religión, por entonces clandestina y perseguida por los romanos, pudo llegar directamente desde Palestina.

En los primeros tiempos del cristianismo copto en Egipto se desencadenaron tensos debates en torno a los propios dogmas de fe de esta religión. Además, algunos elementos propios del Antiguo Egipto pudieron influenciar en el desarrollo de la doctrina cristiana general. Por ejemplo, una cierta asimilación de la Virgen María con la diosa Isis, pues ambas concibieron a sus hijos por intercesión divina. O la exaltación de la cruz como símbolo de vida (victoria de Cristo sobre la muerte), como precisamente se hacía por doquier con el Anj en la religión egipcia antigua, con la que guarda un innegable parecido. O incluso la disposición de los primitivos templos cristianos, con una zona a la que no podían tener acceso los fieles, como puede ser el altar o el iconostasio en las iglesias ortodoxas.

La legalización del cristianismo copto en Egipto y su imposición como religión oficial se produjeron a la par que en el resto del Imperio Romano, pues este territorio formaba parte de él. Ambos hechos se produjeron con los emperadores Constantino I el Grande (313) y con Teodosio I el Grande (380), respectivamente. Y en este país, la capital espiritual siempre fue Alejandría, sede de los diferentes patriarcados, de los que San Marcos se considera el fundador.

Hasta entonces, el cristianismo en Egipto había ganado mucho terreno, aunque la necesidad de rezar a escondidas y la necesidad de huir de las persecuciones pudieron ser motivos del surgimiento del movimiento monacal, uno de los elementos más destacados de esta religión en el país. También pudo influir en ello el ejemplo previo de ermitaños paganos e, indudablemente, el las condiciones extremas del paisaje natural del desierto, que invita a la reflexión y la meditación, como hoy pueden experimentar no solo los monjes de los monasterios supervivientes sino también los protagonistas de viajes espirituales.

Algunos de los personajes más venerados por el cristianismo copto de Egipto y por el resto de creyentes en general son San Pablo Ermitaño (o de la Tebaida) y San Antonio Abad, este último nacido en Heracleópolis y verdadero fundador del movimiento eremítico. Poco después, San Pacomio, natural de Luxor, reguló aquella experiencia religiosa y vital. Este último se considera por ello el fundador del monacato cenobita, en el cual los monjes se retiran a la vida espiritual pero de manera comunitaria.

Además de Marcos el Evangelista y de estos precursores del movimiento monacal, el cristianismo copto de Egipto venera como santos a otros personajes, que fueron martirizados por practicar su religión o que protagonizaron algunos episodios considerados como milagrosos. Se cuentan por decenas, pero estos son algunos de ellos:

  • Catalina de Alejandría: no solo es una de las santas egipcias más veneradas por los cristianos coptos de Egipto, sino también una de las famosas fuera de este país, a la cual se dedican innumerables iglesias por todo el mundo. Fue martirizada en una rueda dentada y decapitada a comienzos del siglo IV por orden del emperador Majencio, que así lo mandó ante su negativa a realizar sacrificios a los dioses romanos y casarse con uno de sus sabios. Sus reliquias intactas se descubrieron siglos después, en una gruta de la montaña que lleva su nombre en la península del Sinaí, y fueron trasladadas posteriormente al Monasterio de Santa Catalina
  • Menas: nacido en Menfis a finales del siglo III y muerto en Asia Menor, tras haber formado parte del ejército romano y después convertido en ermitaño. Se le atribuyen diferentes milagros, entre ellos su propio enterramiento: su cuerpo muerto fue montado en un camello rumbo a Egipto y, cerca de Alejandría, el animal decidió detenerse definitivamente, lo que se interpretó como una señal divina. Allí se fundó un monasterio (Abu Mena). El antiguo es hoy un yacimiento arqueológico en ruinas, pero a su lado se ha construido otro moderno y monumental
  • Shenouda: también conocido como Shenute, a finales del siglo IV fue uno de los primeros abades del Monasterio Blanco, fundado por su tío San Pigol a las afueras de Sohag, en el Egipto Medio. Fue un santo muy carismático en su momento y aún hoy es muy venerado por los cristianos coptos de Egipto
  • Bishoi: contemporáneo a San Pigol, también fue un santo referente en el movimiento monacal. Fundó el monasterio que lleva su nombre en Wadi Natrun y hay otros tres dedicados a él
  • Mauricio: es más conocido fuera de Egipto, pero no se puede olvidar que este personaje elevado a la categoría de santo era natural de este país. En concreto, de Tebas, al igual que la legión que comandaba a finales del siglo III. De fe cristiana cuando aún estaba prohibida en el Imperio, fueron enviados a la Galia en combate contra los bagaudas. Y aunque cumplieron su misión, fueron ejecutados: según unas teorías, por no perseguir a enemigos cristianos y según otras, por negarse a realizar sacrificios a los dioses paganos de Roma
  • Simón el Curtidor: se trata de un santo local de la Edad Media, que vivió y murió en los siglos IX-X, aunque en fecha indeterminada. De hecho, no es muy famoso fuera del país, pero sí es un personaje al que se le profesa gran devoción en el cristianismo copto de Egipto. ¿Su principal logro? Mover una montaña… como puede apreciarse en la actualidad. Sí, así lo entenderás si visitas el Monasterio de San Simón en El Cairo, un recinto religioso espectacular que forma parte de nuestros tours por esta ciudad y al que hacemos mención más abajo. Según la creencia local, este santo intercedió en una disputa entre el Papa copto y el gran visir del Califa de entonces, que lamentaba que las montañas de Mokattam impidieran la expansión de su Imperio. Así que este santo se empeñó en mover milagrosamente la montaña en la que se emplaza el monasterio actual, erigido en su honor y promovido por los zabaleen, recogedores de basura de la ciudad
Fresco de la Virgen Maria en el Monasterio de Saint Bishoy
Fresco de la Virgen Maria en el Monasterio de Saint Bishoy

Controversia con el Imperio Romano y llegada del Islam

Aunque el cristianismo copto de Egipto ayudó a perfilar una doctrina posteriormente aceptada a nivel internacional, eso no evitó que se produjera la ruptura con el Imperio Romano de Oriente (Imperio bizantino), por diferencias insalvables sobre determinados dogmas.

Sobre todo, en lo que se refiere a la naturaleza de Jesucristo: los líderes del cristianismo copto de Egipto han defendido siempre el monofisismo, es decir, que Jesucristo solo tiene una naturaleza, la divina. En cambio, la amplia mayoría de las ramas del cristianismo no es monofisita, pues sostiene que Jesús tuvo naturaleza tanto humana como divina, algo que los coptos consideran una blasfemia.

En un principio, las tesis del cristianismo copto de Egipto triunfaron en el Concilio de Nicea (325) pero más de un siglo después se dio un giro de timón en el Concilio de Calcedonia (451), rechazando los postulados liderados por el Patriarcado de Alejandría. En aquel momento, se produjo una escisión total y desde entonces la Iglesia copta tiene su propio Papa, cuyo título suele conocerse comúnmente como ‘Papa de Alejandría y Patriarca de toda África’. No obstante, se mantuvo bajo el paraguas político del Imperio bizantino.

En este contexto de escisión y aislamiento con respecto al resto del mundo cristiano, el país fue conquistado rápidamente por las tropas árabes musulmanas (639-642), en plena expansión tras la muerte de Mahoma. El profeta, por cierto, había enviado diez años antes a Bizancio (hoy Estambul) un emisario desde Arabia para revelarle una nueva religión, la islámica, que fue rechazada de plano.

Tras la conquista musulmana del Egipto cristiano copto, no se produjo una disrupción total con la situación anterior, pues se mantuvo fuerte en la nueva capital, El Cairo, y en territorios meridionales del Valle del Nilo. En ello se incluye a la Baja Nubia, apoyada por los reinos nubios cristianos del sur (Dongola, hoy Sudán). Pero las élites dirigentes, de fe islámica, impusieron tasas a los cristianos coptos de Egipto y dieron beneficios a los conversos, lo que fue minando progresivamente el número de seguidores de Jesús. 

Al menos desde el siglo XI, ya se habían invertido las tornas y la población egipcia era mayoritariamente musulmana, incluido el lejano sur. Y buena parte de los miembros del cristianismo copto de Egipto habían decidido retirarse a una vida comunitaria en sus monasterios, buscando protección dentro de sus murallas.

Solo durante el siglo XX, en un mundo más interconectado que en los siglos anteriores, estos monasterios parecieron florecer de nuevo, con aumento en el número de monjes y en los fondos de sus bibliotecas. En la actualidad, el turismo ha imprimido también un importante impulso al cristianismo copto de Egipto, lo que supone una ayuda para la restauración de sus edificios y el mantenimiento de sus tradiciones. Así lo puede descubrir el viajero que, de la mano de nuestra agencia, visita El Cairo y algunas ciudades del Egipto Medio, entre otros lugares.

Las diferentes ramas del cristianismo en Egipto

Durante tu viaje a Egipto podrías experimentar cierta confusión a la hora de visitar iglesias y otros lugares de culto, puesto que además de la Iglesia copta, hay otras ramas presentes en el país y que a menudo, por simplificación, se las encuadra dentro del concepto de ‘cristianismo copto de Egipto’. Sin embargo, no son iguales: aunque todos sus fieles creen sin fisuras en Jesucristo, no siguen exactamente la misma doctrina ni obedecen a los mismos líderes espirituales. 

Estas son todas las ramas existentes en el país, con presencia desigual:

  • Iglesia copta: la más importante y numerosa, y la protagonista de esta página sobre el cristianismo copto en Egipto. También llamada Iglesia copta ortodoxa, aunque este último término puede complicar las cosas por generar confusión con la otra rama cristiana del país, que vemos en el siguiente punto. Emplea la lengua copta en su liturgia, último resquicio para la supervivencia de este idioma que deriva del usado en el Antiguo Egipto. Para una mejor comprensión y comunicación con los fieles, también se emplea el árabe. Como decíamos, tiene su propio Papa (‘Papa de Alejandría y Patriarca de toda África’). Repasamos sus principales iglesias más abajo, así como sus famosos e inspiradores monasterios
  • Iglesia ortodoxa: también llamada Iglesia ortodoxa griega, pues emplea esta lengua en la liturgia. Se trata de una de las iglesias autocéfalas de la Iglesia ortodoxa, que se separó de la Iglesia católica en 1054 como consecuencia del Cisma de Oriente y Occidente. Su autoridad suprema es el obispo primado que recibe el título ‘Patriarca Ortodoxo de Alejandría y de toda África’ (no confundir con el título del Papa de la Iglesia copta). Tiene como patriarca ecuménico al de Constantinopla, aunque solo es un título honorífico. Está, por tanto, al mismo nivel que las otras catorce iglesias ortodoxas, como la rusa, la griega o la rumana, entre otras. Se calcula que tiene 1,5 millones de fieles, pero repartidos por toda África. Su momento álgido en Egipto se vivió a comienzos del siglo XX, cuando contaba con unos 100.000 fieles, la mayoría de origen griego, pero esta cifra se redujo fuertemente tras la Segunda Guerra Mundial y la emigración masiva de esta población a otros países. En la actualidad, sus principales templos sagrados son la Catedral de la Anunciación en Alejandría y la Catedral de San Nicolás de El Cairo
  • Iglesia católica copta: en este caso, el término ‘copto’ es equivalente a ‘egipcio’, puesto que no tienen nada que ver con la Iglesia copta arriba descrita. En realidad forma parte de la Iglesia católica desde su fundación en el siglo XVIII y sigue el rito latino, reconociendo al Papa de Roma como autoridad suprema. Se calcula que cuenta con algo menos de 200.000 seguidores
  • Otras ramas del cristianismo en Egipto: hay fieles que siguen otros ritos diferentes a los tres anteriormente descritos. Estos creyentes son difíciles de cuantificar pero que podrían estar en aumento por la emigración hacia Egipto de sus seguidores, procedentes de otros países de Oriente Próximo. Es el caso de las iglesias de rito armenio, caldeo, sirio, melquita o maronita
Interior de la Iglesia Monasterio de San Jorge
Interior de la Iglesia Ortodoxa Griega San Jorge en el Cairo

La situación de los cristianos coptos, en el Egipto actual

La situación de los seguidores del cristianismo copto en el Egipto actual no es fácil. A menudo aseguran sentirse señalados y perseguidos por los sectores más extremistas de la sociedad, que han llevado a cabo algunos ataques en los últimos años. Eso ha provocado que muchos hayan optado por la emigración a otros países, entre ellos Estados Unidos. 

En cualquier caso, los cristianos coptos de Egipto están plenamente integrados en la sociedad y están presentes en todos estratos de la pirámide. Muchos de ellos forman parte de las élites, con cargos oficiales importantes o con una posición económica privilegiada, lo que puede ser fuente de recelos. Pero también hay seguidores de esta religión en las capas más humildes de la sociedad egipcia, como es el ejemplo de los zabbalin o recogedores de basura en El Cairo.

Grabados Cristianos

Grandes lugares del cristianismo copto en Egipto

Por la gran significación que tienen algunos lugares sagrados del cristianismo copto, Egipto es hoy un importante destino de peregrinos venidos de todo el mundo. Y por la belleza o interés histórico de todos ellos, son también paradas muy solicitadas por los amantes del turismo religioso. Cabe citar iglesias de referencia en sus principales ciudades, pero también importantes monasterios, auténticos inspiradores para otros presentes en el resto de la cristiandad. Además, hay otros lugares sagrados naturales que ejercen un gran poder de atracción y que no podemos pasar por alto. A continuación los repasamos.

Principales iglesias para el cristianismo en Egipto

Los principales templos del cristianismo en Egipto se encuentran en El Cairo y en Alejandría. En el primer caso, por ser la capital del país. Y en segundo, por ser la capital anterior a la conquista árabe, es decir, cuando en Egipto la fe mayoritaria era la cristiana. Esta es una lista con las iglesias y catedrales más importantes, ya sean de doctrina copta u ortodoxa griega: todos ellos los puedes visitar por belleza o por simbolismo religioso y puedes ampliar información sobre ellos en las páginas de ambas ciudades.

  • El Cairo:
    • Catedral de San Marcos (culto copto): en el barrio de Azbakeya. A nivel jerárquico, es la más importante, pues se trata de la sede del Papado copto, cuya autoridad suprema es el ‘Papa de Alejandría y Patriarca de toda África’. A nivel artístico y arquitectónico, se trata de un edificio muy reciente, pues se inauguró a mediados del siglo XX. En ese momento, el Papa de Roma de entonces, Pablo VI, devolvió a su homólogo copto Tawadros II parte de las reliquias de San Marcos, en un gesto de amistad y cercanía. Recordemos que el cuerpo de este santo, llamado El Evangelista, fue encontrado por mercaderes venecianos en Alejandría en el siglo IX, quienes lo trasladaron consigo a Venecia, permaneciendo desde entonces en la Basílica de San Marcos de aquella ciudad italiana
    • Iglesia Colgante (culto copto): por historia y por belleza artística, es quizá más famosa la Iglesia Colgante. Sus orígenes se remontan al siglo III, aunque sus elementos arquitectónicos principales se construyeron probablemente en el siglo XIII, con importantes remodelaciones en el XIX. Se llama así porque estaba adosada a la fortaleza romana de Babilonia
    • Iglesia de los Santos Sergio y Baco (culto copto): sus orígenes se remontan al siglo IV o V y se construyó en honor de estos dos mártires de época romana. Pero el principal motivo de devoción por parte de los cristianos coptos de Egipto es que se cree que en el espacio de su cripta se refugió durante tres semanas la Sagrada Familia. A nivel artístico es también una de las más interesantes, por la bella combinación de la madera, el granito rojo y el mármol
    • Iglesia de Santa Bárbara (culto copto): del siglo IV, reconstruida en tiempos medievales. Contiene reliquias de esta santa originaria de Asia Menor
    • Iglesia de San Jorge (culto ortodoxo griego): otra iglesia histórica, en este caso con orígenes en el siglo X, aunque reconstruida en el siglo XX. Su elemento más importante es un pozo ya sellado que, según el templo, dio servicio a la Sagrada Familia durante su estancia en el país, en el marco de la Huida a Egipto
    • Catedral de San Nicolás (culto ortodoxo griego): es una de las sedes del patriarca ortodoxo de Alejandría, construida originalmente en el siglo XVII
  • Alejandría:
    • Catedral copta de San Marcos (culto copto): su importancia radica en ser una de las sedes del Papa copto. Esta catedral ha sufrido diferentes destrucciones, por lo que su aspecto actual es muy reciente, de mediados del siglo XX. Conserva, según creencia copta, la cabeza del evangelista San Marcos, que los mercaderes venecianos no habrían llevado nunca consigo a aquella ciudad italiana en el siglo IX
    • Catedral de la Anunciación (culto ortodoxo griego): es la sede del ‘Patriarca Ortodoxo de Alejandría y de toda África’, por lo que es uno de los lugares de mayor importancia dentro del cristianismo en Egipto. Destaca por su monumentalidad y elegancia, amplificada por su reciente restauración a comienzos del siglo XX. 
    • Catedral de Santa Catalina (culto católico): otro templo de gran elegancia, con un estilo pretendidamente romano (neobarroco). Se construyó a mediados del siglo XIX y está dedicada a la santa mártir local, aunque no conserva sus reliquias, pues descansan en el Monasterio de Santa Catalina del Sinaí. No obstante, sí fue el lugar de sepultura del exiliado rey italiano Victor Manuel III, hasta que fue repatriado al país transalpino en 2017
Monasterio de Saint Bishoy
Monasterio de Saint Bishoy

Monasterios importantes para el cristianismo en Egipto

Como hemos visto, el movimiento monacal ha tenido siempre una gran importancia en el desarrollo del cristianismo en Egipto. Por ello, muchos de ellos han logrado sobrevivir durante siglos y en la actualidad representan visitas de enorme interés para los turistas interesados en temas religiosos. Aquí enumeramos los más importantes:

  • Monasterio de San Antonio Abad (culto copto): este monasterio merece situarse en el primer lugar de la lista, pues está considerado el monasterio más antiguo del mundo. Hasta este oasis del Desierto Oriental se trasladó San Antonio Abad a finales del siglo III, en lo que se considera una de las primeras experiencias eremíticas. Por todo ello, es uno de los lugares más sagrados para el cristianismo copto en Egipto y recibe cada año numerosos turistas y peregrinos. Cuenta con varias iglesias en su interior, una rica biblioteca con manuscritos coptos y la famosa cueva en la que este ermitaño se refugió
  • Monasterio de San Pablo (culto copto): también en el Desierto Oriental y muy cerca del anterior se encuentra este otro complejo, de enorme historia. Sus orígenes se remontan al siglo IV, cuando se construyó el conjunto sobre la gruta a la que se retiró a mediados del siglo III San Pablo de la Tebaida, años antes de que San Antonio Abad hiciera lo propio, pues de hecho siguió su ejemplo. También tiene varias iglesias y una cueva que conservaría los restos de este ermitaño, primero de la historia, aunque no hay unanimidad sobre su figura
  • Monasterio de Santa Catalina del Sinaí (culto ortodoxo griego): este conjunto es la sede de la Iglesia autónoma del Monte Sinaí, con su abad como arzobispo. No es dependiente del Patriarca de Alejandría, sino del de Jerusalén. También llamado de la Zarza Ardiente por aquí ardió esta planta, en señal divina de Dios hacia Moisés, según creencia judía y cristiana. También es famoso por contener los restos de Santa Catalina de Alejandría y una extraordinaria biblioteca, no visitable
  • Monasterio Blanco (culto copto): situado a unos 4 km al sur de Sohag, en el Egipto Medio, es un lugar muy venerado por los creyentes del cristianismo copto en Egipto por estar dedicado a dos santos de gran tradición local, como son San Pigol y San Shenouda. Ambos promovieron este complejo, en los siglos IV y V. Su nombre se debe a la claridad del color de sus muros, levantados en buena medida con bloques extraídos de construcciones del Antiguo Egipto
  • Monasterio Rojo (culto copto): también en las afueras de Sohag y fundado en el mismo periodo, pues lo hizo San Bishoy (o Bishoi), discípulo de San Shenouda, aunque algunas fuentes también atribuyen la fundación a San Pigol. Debe su nombre a que, a diferencia del anterior, está hecho con ladrillos rojos y elementos construidos específicamente para este complejo
  • Monasterio Quemado (culto copto): a unos 20 km al norte de Asiut, en el Egipto Medio. Llamado en árabe Deir el-Muharraq, es uno de los monasterios más antiguos y se mantiene aún plenamente operativo. Según la tradición, en las cuevas del monasterio, se refugió durante unos meses la Sagrada Familia, de modo que el conjunto se levantó sobre ellas
  • Monasterio de la Virgen (culto copto): situado a unos 10 km al sur de Asiut. También se cree que fue morada temporal de la Virgen, San José y el Niño Jesús, siendo por tanto el lugar más meridional que alcanzaría la Sagrada Familia durante su estancia en Egipto. Es motivo de una famosa peregrinación por muchos fieles del cristianismo en Egipto
  • Monasterio de San Bishoy (culto copto): situado en Wadi Natrun, a medio camino entre Alejandría y Egipto, a unos 120 km de ambas. Es el principal lugar de culto de este santo de los siglos IV y V, al que también se le han dedicado otros monasterios en el país. Fundado por él y rodeado por una muralla del siglo IX, cuenta también con una iglesia y jardines. 
  • Monasterio Sirio (culto copto): muy cerca del monasterio de San Bishoy, en Wadi Natrun, se encuentra este otro, probablemente del siglo VIII. Es de dimensiones más pequeñas pero con hermosas cúpulas en el exterior, mientras que en su interior conservan frescos originales e históricos
Monasterio Blanco en Sohag
Monasterio Blanco en Sohag

Otros lugares sagrados para el cristianismo en Egipto

Además de estas catedrales, iglesias y monasterios, quienes viajen con la intención de visitar lugares sagrados para el cristianismo en Egipto pueden tomar nota de otras propuestas. Por ejemplo, las dos cumbres sagradas de la Cadena Montañosa del Sinaí. 

La más famosa es el Monte Sinaí, de gran significación no solo para los cristianos sino también para los judíos, pues según la Biblia aquí recibió Moisés las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos. En la actualidad, ver amanecer en su cima es una experiencia que combina belleza natural y emoción mística. Y por ello es una de las excursiones favoritas entre quienes pasan sus vacaciones en el Mar Rojo o incluso el destino final de viajes de peregrinación religiosa.

Muy cercano y parecido es el Monte Catalina, la cumbre más alta de todo el país con 2.642 msnm. Según la tradición cristiana, en esta montaña, situada en las inmediaciones del mencionado Monasterio de Santa Catalina, unos ángeles depositaron el cuerpo muerto e incorrupto de esta santa mártir, natural de Alejandría. Si bien recibe mucho menos trasiego de peregrinos, llegar hasta su cima ofrece vistas y emociones muy parecidas a las de su vecino Monte Sinaí. 

Menos famoso pero mucho más accesible a todos es el Árbol de María (Shagarat Mariam), situado en el barrio de Al Matariya, en el noreste de El Cairo. Según la tradición, bajo la sombra de este sicomoro se detuvo a reposar por un tiempo la Virgen. Por ello, es visitado por grupos de cristianos pero también de musulmanes y de otros credos. En la actualidad, solo se conserva el tronco y las ramas desnudas de este árbol, que adopta una peculiar forma retorcida, como es habitual en esta especie. Sobrevivió a la invasión napoleónica y hay quien le atribuye poderes sanadores a las aguas que brotan de una fuente cercana.

Estos son solo algunos de los principales lugares relacionados con el cristianismo en Egipto, que atraen la atención de numerosos visitantes extranjeros. Pero hay muchos otros, repartidos por todo el país, como te ayudaremos a descubrir durante tu viaje. ¡Ponte en contacto con nosotros y empieza a planificar una experiencia que recordarás toda la vida!

Sagrado Monte del Sinaí
Sagrado Monte del Sinaí